Cual es el momento ideal para introducir solidos en la dieta del bebe?

El destete es un paso fundamental en la nutrición de tu bebé y coincide con algunos hitos importantes en su desarrollo. Cuando tu bebé está listo para el destete, puede sentarse sin ayuda y tragar alimentos blandos, por ej. purés. También notarás que su coordinación ojo-mano-boca avanza rápidamente, de modo que puede tomar pequeños trozos de comida con sus manos y llevárselos a su boca.

El momento justo es realmente importante: La primera pregunta que surge en la mente de cada nueva mamá es cuándo iniciar el destete. La respuesta depende en cierta medida del desarrollo y crecimiento de cada bebé en particular, pero en general, es aconsejable esperar hasta que el bebé tenga -al menos- 4 meses para asegurarse de que sus intestinos y riñones están lo suficientemente maduros como para digerir y metabolizar adecuadamente las primeras comidas sólidas, sin aumentar el riesgo de alergia o infección. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja iniciar el destete en torno a los 6 meses de edad, ya que hasta entonces los bebés pueden obtener todos los nutrientes que necesitan de la leche materna o de fórmula.

Es por eso que, si tu bebé tiene entre 4 y 6 meses de edad, y se muestra interesado al ver alimentos sólidos (muchos bebés muestran su interés queriendo agarrar alimentos o se muestran muy emocionados al ver el almuerzo de mamá), o si parecen insatisfechos después de tomar el biberón (esto incluye que despierten con hambre con más frecuencia durante la noche), consultá con el pediatra si ya es el momento.

No demores en destetar a tu bebé pasados los seis meses. Una nota importante sobre el tiempo justo es no retrasar el destete pasados los 6 meses, a menos que te lo indique el pediatra, ya que puede perderse el momento clave para introducir alimentos sólidos, y luego tu bebé podría encontrar difícil aceptar nuevos alimentos, sabores y texturas. Además, a medida que tu bebé crece la leche por sí sola no es alimento suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales, especialmente la de ciertos minerales como el hierro.

This entry was posted in . Bookmark the permalink.