Un buen comienzo

ASESORAMIENTO PARA UN BUEN COMIENZO, INCLUIDO LAS MAMÁS QUE NO DAN PECHO.

Es muy importante que te asesores en los temas de lactancia materna y los cuidados del bebé durante el embarazo, alcanzando ayuda externa pero que no interfiera en el vínculo.
Necesitas sentirte apoyada, acompañada, escuchada y contenida, teniendo en cuenta las diferencias culturales, religiosas, étnicas, económicas, etc.; e involucrando al papá desde el principio de la relación, siendo el principal sostén de tu díada mamá-bebé.

¿Qué es lo que brinda tener conocimientos de lactancia antes del parto?

Es importante que desde el embarazo te familiarices con tu cuerpo, especialmente con tus mamas, lo que lograría una mejor predisposición física y emocional para la lactancia. La lactancia materna además de ser un método de alimentación es el mejor vehículo para desarrollar el vínculo, y también una manera de confirmarte de que tenes una herramienta esencial para darle amor y cuidados a tu bebé.

¿Cómo empezar a tener conocimientos?

Etapa: Embarazo:

Participar de charlas para embarazadas.
Consultar con una Puericultora aclarando dudas, temores y mitos. De esta manera, ayudaría a prevenir angustias, inseguridades, desorientaciones y desasosiegos que producen tantos medios de información generalizados.
Podes realizarte un control de tus pezones. No importa la forma, “todo tipo de pezón sirve para dar el pecho a un bebé”.
Conocer cómo se produce la leche, la importancia del calostro, y las posiciones de amamantar. Cuál es la intervención específica y adecuada en temas como: congestión mamaria, tensión láctea, venida o bajada de la leche, pezones doloridos, grietas, etc.
Cuando haces una consulta, no solo querrás una respuesta técnica sobre lactancia y crianza, también estarás necesitando herramientas para tener seguridad y confianza en vos misma, y para poder resolver sola tus problemas, pudiendo distinguir entre tus propios sentimientos y pensamientos, y las actitudes y opiniones de las personas que te rodean.

Etapa: Puerperio Inmediato:

Exigir el contacto inmediato con tu bebé después del parto.
Pedir ayuda en la prendida.
Conocer que todo tipo de pezón siempre va a servir para la lactancia. .
Tu bebé no conoce la alimentación de ningún tipo de pezón dentro de tu panza, por lo tanto, es importante que lo primero en conocer , fuera del útero sea “ Tu pezón “
Debes tener en cuenta que hay que ofrecer con frecuencia el pecho – despertarlo cada 2 hs durante el día – . Con que la duración de las mamadas sean cortas, pero efectivas, nos garantiza que el bebé que estaba constantemente alimentado dentro de útero, pueda sostener el peso de nacido y comenzar a aumentar.
Tu calostro “sirve “porque es el alimento que produce tu cuerpo para “tu bebé” es ideal y primordial, ya que en él encuentra la primera inmunización. Es rico en proteínas y sales minerales, además resuelve las necesidades alimentarias de sus pequeños órganos, aún no maduros por sus propiedades lo apodan “oro líquido”.
Con el tiempo, habrá cambios normales en la producción de leche y en la frecuencia de las mamadas. Cuanto más ofrezcas el pecho, más vas a producir.
Como mamá, tenés tus prioridades experiencias de vida, tus creencias y estilo de crianza. Es necesario que te sientas libre para tomar decisiones y poder decir lo que piensas sin temor a ser criticada o juzgada.
Si lograras informarte durante el embarazo, facilitaría un comienzo seguro, y también preparada a que si las cosas no salen como estaban planificadas, siempre existe un plan B.
Si por alguna razón tomaras la decisión de no amamantar a tu bebé, deberás ser respetada. Lo importante es el contacto piel a piel, esta práctica rutinaria desde el minuto cero proporciona el comienzo de un buen vinculo mamá bebé, ya que facilita los procesos de intercambios químicos y hormonales. Independientemente de la forma en que alimentas a tu bebé, el contacto piel a piel., refuerza el vínculo afectivo dándole tu seguridad, tu olor, tu calo, nutriéndolo emocionalmente.

¿Qué elementos son importantes y se deben contemplar para la lactancia?

Básicamente, sugeriría los siguientes materiales:
Almohadones para amamantar
Crema de caléndula
Casquillos aireadores de pezones
El resto de elementos dependerá de las necesidades de cada mamá.

BELKIS B. PONGETTI
TÉCNICA UNIVERSITARIA EN PUERICULTURA Y CRIANZA
EXPERTA EN LACTANCIA Y RELACIÓN VINCULAR MAMÁ- BEBÉ
DOULA
www.puericultora.com.ar
www.puericultoras.com.ar
belkispongetti@hotmail.com

This entry was posted in . Bookmark the permalink.